Unas Cuantas Bestias está escrito y dirigido por Daniel Calavera, con la producción de éste y Lucía Santos y la colaboración de Munt Multimedia producciones, a cargo de Pablo Lázaro. En este caso, Crew Films ha proveído de material técnico y ha colaborado junto con Zetac Iluminación, Wild Cuts studio, Black Focus productions, Universidad San Jorge y Doblaje Estudios Roma. Cuenta además con la composición del tema principal en la banda sonora de Isabel Catalán, y con el tema «Your time is over» del primer disco del grupo zaragozano de rock White Coven, Overseas.

Para apoyar su comienzo de distribución en festivales se ha lanzado en la plataforma Vimeo el tráiler oficial, narrado por la voz habitual de Aragón Tv Enrique Gracia, así como el cartel oficial en redes, obra del artista Rubén Blanco Alderete, director de arte y diseño de producción.

Manu, un joven albañil, viaja hasta la casa del pueblo donde el amor de su vida, Isabel, vivía de pequeña junto a su hermana y su fallecida madre. Empeñado en recuperar la única fotografía que las hermanas conservan junto a su madre para dar una sorpresa a Isabel por su cumpleaños, Manu se verá envuelto en una espiral de emociones, sorpresas y furia en el interior de la casa abandonada.

 

Repitiendo fórmulas

Tras la buena acogida el año pasado del cortometraje Greta por parte del público y en los diferentes festivales en los que fue seleccionado y proyectado, director y equipo repiten fórmula, sirviéndose de la interpretación de actores profesionales de doblaje y locutores, cuyas voces conducen al espectador a través de la historia. Voces como las de Isabel Terol, Sara Lapiedra, Esperanza Sánchez, Alberto Jimeno. y Marta R. Crecente.

Fotograma en el que se aprecia el punto de vista en primera persona

Daniel Calavera, en su faceta de actor de doblaje y locutor, lleva a cabo un proyecto audiovisual conducido por la interpretación de, como él, actores de doblaje y locutores de estudio, dando vida en imágenes a lo que podría ser un radioteatro de los años 50.

Daniel Calavera y su equipo de cámara se preparan para el rodaje de una escena

En boca de su director, “pretendemos contagiar al espectador de su humor negro, amor por el entretenimiento más incorrecto y deliberadamente punk, sumergiendo a los ojos, mente y oídos del mismo en una puesta en escena diferente a la habitual, no sólo queriendo que acompañe al protagonista en la acción, si no convirtiéndose en él, compartiendo a través del diálogo la furia, el miedo, las inseguridades y la ira, ridiculizando las situaciones más extremas hasta mezclar el puro terror con la comedia más irreverente y salvaje”

Punto de vista subjetivo, doblaje y horror vacui

Al tratarse en todo momento de un plano subjetivo en el que los ojos de Manu son también los del espectador, el equipo fue consciente de la dificultad que suponía a nivel técnico. Por ello, hicieron falta varios meses de preproducción y planificación antes de llevar a cabo el rodaje en septiembre de 2019. Fueron necesarios tres días de rodaje en diferentes localizaciones interiores y exteriores en los municipios de Paniza y Botorrita.

Las interpretaciones a través del doblaje en estudio por parte de los actores tuvieron lugar antes del propio rodaje en imagen, haciendo desde primera instancia que la imagen se habituase al sonido, al radioteatro que se había creado con anterioridad para darle vida. Esto supuso un desafío para la técnica a la hora de llevar a cabo la filmación, pues en cada rodaje de cada escena, los movimientos de cámara y acciones del protagonista con los elementos debían habituarse a la edición de sonido ya compuesta.

Se desarrolló un estudiado y laborioso trabajo de arte, llevado a cabo por el equipo de la firma de diseño de producción LeMat compuesto por Rubén Blanco Alderete, Belén Villellas y María Massucco. En palabras de Blanco Alderete: «Ser Director de arte y diseñador de producción de este universo ha sido un trabajo apasionante. Materializar y dar alma a un guion tan original es todo un reto, sólo posible cuando dos locos con mucha imaginación se sincronizan. El principal objetivo del equipo de arte ha sido ir más allá en el concepto de diseño de producción para crear un mundo icónico e imperecedero, cargado de matices que den personalidad propia. Un mundo que el espectador identifique. ¿Qué es para mi Unas Cuantas Bestias? Un hilarante «horror vacui» donde todo cabe, pero de otra forma.»

Fotograma en el que se aprecia el trabajo de arte a cargo del director Rubén Blanco

El resultado supone un cortometraje de 15 minutos de duración que, en palabras del director: «Pretende divertir, aterrar y emocionar con una mezcla de comedia y horror. Y se sirve de ello, estética y argumentalmente, de un mensaje de «anti-positivismo» que ataca directamente a la filosofía de la felicidad como norma indispensable en la sociedad actual.

Cartel oficial del cortometraje realizado por el artista Rubén Blanco

Si no eres feliz, eres mala persona.